La llave de la oración

LA LLAVE DE LA ORACION
Lectura bíblica: Mt. 7:8; Is. 62:6-7

La oración es un asunto de gran importancia en la vida espiritual del creyente Todo cristiano genuino es consciente de esto y por eso ora. Sin embargo, aunque algunos hijos de Dios pasan tiempo orando por numerosos asuntos, sus oraciones no parecen tener mucho efecto. Es como si no hubiesen encontrado la manera correcta de orar. Esto se debe a que aún no han descubierto la llave de la oración. En todo lo que hagamos, primero debemos hallar la clave para hacerlo. Si queremos entrar a un cuarto y la puerta está con seguro, no podremos entrar, a menos que tengamos la llave. Supongamos que se necesitan dos personas para meter una mesa en un cuarto. Algunas pueden hacerlo sin ningún problema; otras tal vez lo hagan torpemente, tropezándose y golpeando la mesa, haciendo un enorme esfuerzo por pasar la mesa a través de la puerta. Aunque el tamaño de la mesa y el ancho de la puerta sea el mismo en ambos casos, la diferencia radica en las personas que cargan la mesa. Algunos tienen la clave o el secreto para cargar la mesa, otros no. Los primeros son personas que han encontrado la clave para hacer bien las cosas; son trabajadores aptos. Después que una persona ha descubierto la clave, puede hacer las cosas dos veces más rápido que los demás, mientras que aquellos que no la tienen, se esfuerzan en vano. Este mismo principio se aplica a la oración. Mateo 7 habla de los principios relacionados con la oración, uno de los cuales es: “El que busca, halla” (v. 8). Buscar requiere un esfuerzo. Todo el que busca sin interés ni seriedad, no hallará nada. Buscar implica tener paciencia y perseverancia, y a menos que seamos minuciosos, no hallaremos lo que buscamos. Cada vez que Dios no responda a nuestras oraciones, debemos ser pacientes y buscar diligentemente la llave de la oración. En el pasado, Dios respondió las oraciones de muchos santos porque poseían la llave de la oración. Si leemos la biografía de George Müller, quien fundó un gran número de orfanatos, podemos ver que él era un hombre de oración; durante toda su vida siempre recibía respuestas a sus oraciones. George Müller había descubierto la llave. Muchos creyentes sinceros hacen oraciones largas y elaboradas, pero no reciben respuestas de parte de Dios. En la oración, las palabras son indispensables, pero nuestras palabras deben ir al grano; deben ser palabras que toquen el corazón de Dios y lo conmuevan de tal forma que no tenga más alternativa que conceder nuestras peticiones. Las palabras específicas son la llave de la oración, pues concuerdan con la voluntad de Dios, y El no puede evitar responderlas. Veamos la llave de la oración en algunos ejemplos de las Escrituras.

 


                              LA ORACION DE ABRAHAM POR SODOMA
                                                GENESIS 18:16-33)

Cuando Dios le comunicó a Abraham que estaba a punto de ejecutar Su juicio sobre Sodoma y Gomorra, por la maldad de dichas ciudades, Abraham esperó delante de El. Luego comenzó a orar por Sodoma. El no se limitó a decir: “¡Oh Dios, ten misericordia de Sodoma y de Gomorra!” Tampoco le suplicó a Dios con gran vehemencia, diciendo: “¡Prohibe que Sodoma y Gomorra sean destruidas!” Abraham se aferraba al hecho de que Dios es un Dios justo (Gn. 18:25); ésa era la llave de su oración. En profunda humildad y con gran sinceridad, procedió a hacerle una serie de preguntas a Dios. Sus preguntas fueron sus oraciones. A medida que oraba, permaneció firme sobre la base de la justicia de Dios. Finalmente dijo: “No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez” (v. 32). Después de esto, no continuó haciendo más peticiones. Después de que Dios le respondió, se nos dice que “Jehová se fue”. Abraham no trató de aferrarse a Dios ni tampoco insistió con su oración. El regresó a su lugar. Algunos tal vez piensan que Abraham debió haber continuado suplicándole a Dios y que no debió haberse detenido con tan sólo diez justos. Sin embargo, las Escrituras muestran que Abraham conocía a Dios y conocía la llave de la oración. El escuchó al Señor decir: “El clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo ... El clamor ... ha venido hasta mí” (vs. 20-21). Si no hubiesen ni siquiera diez justos en una ciudad, ¿qué clase de ciudad es ésa? El Señor ama la justicia y aborrece la iniquidad (He. 1:9). El no puede encubrir el pecado y abstenerse de ejercer Su juicio. La destrucción de Sodoma y Gomorra era la terrible consecuencia de su pecado y era la manifestación de la justicia de Dios. Cuando Dios destruyó esas ciudades, no cometió ninguna injusticia en contra de ningún hombre justo; El “rescató al justo Lot, oprimido por la conducta licenciosa de los inicuos” (2 P. 2:7). La oración de Abraham fue concisa y recibió respuesta. No hubo injusticia en Dios. El no hizo morir al justo con el impío (Gn. 18:25). Nosotros lo adoramos y lo alabamos por esto.
JOSUE INQUIERE
EN CUANTO A LA DERROTA EN HAI
(JOSUE 7)

Cuando los hijos de Israel atacaron la ciudad de Hai: “Huyeron delante de los de Hai. Y los de Hai mataron de ellos a unos treinta y seis hombres, y los siguieron desde la puerta hasta Sebarim, y los derrotaron en la bajada; por lo cual el corazón del pueblo desfalleció y vino a ser como agua” (Jos. 7:4-5). Después de un triunfo tan poderoso en Jericó, ¿por qué los hijos de Israel sufrieron una derrota tan aparatosa en Hai? Lo único que Josué podía hacer era postrarse ante Dios, acudir a El, esperar, y preguntarle por la causa de la derrota. Josue estaba afligido por el peligro en que se hallaba Israel, pero se afligía aún más a causa de la deshonra que esto había traído al nombre del Señor; por lo tanto, inquirió: “¿Qué harás tú a tu grande nombre?” Esta fue la llave de su oración. El honró el nombre de Dios. ¡Su preocupación era qué haría Dios por Su propio nombre! Cuando Josué llegó a este punto, Dios habló. Dijo: “Israel ha pecado ... por esto los hijos de Israel no podrán hacer frente a sus enemigos ... ni estaré más con vosotros, si no destruyereis el anatema de en medio de vosotros” (vs. 11-12). A Dios le importaba Su propio nombre, y no podía tolerar el pecado entre Su pueblo. El escuchó la oración de Josué y lo instruyó a que descubriera el pecado que había causado el problema y le pusiera fin. Después de que Josué esclareció la causa de la derrota de Israel, se levantó muy temprano para dar por terminado el asunto y descubrió que el pecado era la codicia de Acán. Cuando Israel eliminó ese pecado, la derrota se convirtió en victoria. Tolerar y esconder nuestro pecado es hacer que el nombre de Dios sea blasfemado y es darle a Satanás ocasión para atacar al pueblo de Dios. Josué no se limitó a orar con celo y sin discernimiento, y tampoco le pidió a Dios que salvara a Su pueblo y le diera la victoria una vez más. La deshonra que esto trajo al nombre de Dios le causó gran dolor, y su súplica le recordó a Dios que solucionara este asunto por causa de Su propio nombre. Su oración fue al grano y produjo una respuesta de parte de Dios. Josué primero tuvo que encontrar la razón del fracaso. El tuvo que descubrir el pecado y ponerle fin para que se le diese gloria a Jehová, el Dios de Israel.
LA CONSULTA DE DAVID
CON RESPECTO A LOS TRES AÑOS
DE HAMBRE
(2 SAMUEL 21:1-9, 14)

“Hubo hambre en los días de David por tres años consecutivos. Y David consulto a Jehová” (v. 1). David no hizo una oración sencilla diciendo: “Oh Dios, este período de hambre ha durado tres años; te rogamos que tengas misericordia de nosotros. Ponle fin a esto y concédenos una cosecha abundante este año”. No, David no oró de esta manera. “David consultó a Jehová”. El buscó la causa del hambre. La consulta de David fue al grano; tocó la llave. Dios dijo: “Es por causa de Saúl, y por aquella casa de sangre, por cuanto mató a los gabaonitas” (v. 1). Dios no tolerará el pecado de romper un voto, y David tuvo que eliminar este pecado. Después que resolvió ese problema, la palabra de Dios relata que “Dios fue propicio a la tierra después de esto” (v. 14). David poseía la llave de la oración; por eso fue al grano, y su oración produjo la respuesta de Dios. LAS ORACIONES DEL SEÑOR JESUS
(JUAN 12:27-28; MATEO 26:39-46)

Las oraciones de nuestro Señor eran perfectas, y siempre tocaban la llave de la oración. Cuando se rehusó a recibir a los griegos que lo buscaban, dijo: “Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré?” (Jn 12:27). El revertió el asunto cuidadosamente y pensó: “¿Qué diré? Padre, sálvame de esta hora”. No, El sabía que no podía orar de esa forma. El lo reconoció y por eso añade: “Mas para esto he llegado a esta hora” (v. 27); por lo tanto oró: “Padre, glorifica Tu nombre”. Esta oración tuvo una respuesta inmediata. “Entonces vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez” (v. 28). Si esta fue la forma en que el Hijo de Dios, como el Hijo del Hombre, oró a Dios mientras estaba en la tierra, ¿cómo entonces nos atrevemos en el impulso del momento a abrir nuestros labios para hacer oraciones apresuradas? Es esencial que descubramos la llave de la oración.
Esa noche en el huerto de Getsemaní nuestro Señor Jesús estaba triste hasta la muerte. ¿Cómo oró en tales circunstancias? Dijo: “Padre Mío, si es posible, pase de Mí esta copa; pero no sea como Yo quiero, sino como Tú” (Mt. 26:39). El poseía la llave de la oración. No le temía a la muerte, y aunque tenía libertad de hacer Su propia voluntad, escogió no hacer su propia voluntad; El prefirió hacer la voluntad de Su Padre. Así que oró por segunda vez: “Padre mío, si no puede pasar de Mí esta copa sin que Yo la beba, hágase Tu voluntad” (v. 42). Luego oró por tercera vez diciendo las mismas palabras (v. 44). Cuando tuvo la certeza de cuál era la voluntad de Su Padre, dijo a Sus discípulos: “La hora está cerca ... Levantaos, vamos” (vs. 45-46). Si nuestro Señor como un hombre sobre la tierra supo usar muy bien la llave de la oración y se negó a Sí mismo a fin de procurar la voluntad de Dios, ¿cómo podemos nosotros pronunciar negligentemente unas cuantas palabras en oración y pensar que ya podemos discernir la voluntad de Dios?
LA ORACION DE LA MUJER CANANEA
(MATEO 15:22-28; MARCOS 7:24-30)

Cuando la mujer cananea estaba angustiada y en necesidad, clamó: “¡Ten misericordia de mí, Señor, Hijo de David!” (Mt. 15:22). ¿Fue sincera su oración? Ciertamente lo fue. Pero es sorprendente que el Señor “no le respondió palabra” (v. 23). Los discípulos parecen haber sentido lástima de ella, porque hablaron en favor de ella: “Despídela, porque viene gritando detrás de nosotros” (v. 23). Pero el Señor les respondió: “No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (v. 24). La respuesta del Señor le dio a la mujer la llave para acercarse. Ella vio que el Hijo de David solamente se relacionaba con la casa de Israel, no con los gentiles. Así que ella vino y le adoró, diciendo: “¡Señor, socórreme!” (v. 25). Ella lo llamó “Señor”, y no “Hijo de David”. Ella comprendió que sólo los Hijos de Israel tenían derecho a usar este título; así que ella abandonó la base equivocada sobre la cual estaba, y dirigió su oración refiriéndose a El como “Señor”. Esta oración provocó Su respuesta: “No está bien tomar del pan de los hijos, y echarlo a los perrillos” (v. 26). Aparentemente Su respuesta fue muy fría; era como si el Señor la estuviera rechazando y humillando. En realidad, El estaba tratándole de mostrar dónde se hallaba ella para que finalmente pudiera conocer el significado de la gracia. La mujer vio su posición; ella pudo ver al Señor y también Su gracia y, aferrándose de la llave de la oración, dijo: “Sí, Señor; también los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos” (v. 27). Esto hizo que el Señor la elogiara, diciéndole: “¡Oh, mujer, grande es tu fe!” (v. 28). Ella había encontrado la clave de la oración, y espontáneamente expresó fe. En Marcos 7 el Señor dijo: “Por esta palabra, ve; el demonio ha salido de tu hija” (v. 29). La oración obtuvo respuesta “por esta palabra”. Su palabra tocó la llave de la oración. Debemos aprender de este caso. Aunque oramos con frecuencia, nuestras oraciones se pierden como una piedra que se lanza al océano; desaparece sin ninguna respuesta de parte de Dios. No hemos hallado la llave correcta para abrir la puerta; sin embargo, tampoco tratamos de descubrir la razón por la cual Dios no responde nuestra oración. Hermanos y hermanas, ¿cómo podemos esperar que Dios responda unas oraciones tan insensatas? En todas nuestras oraciones debemos primero encontrar la llave; solamente cuando hagamos esto podremos esperar obtener respuestas de Dios.
Una vez examinados estos casos relacionados con la oración, tengamos en mente que a medida que oramos, debemos prestar atención a la voz interior y aprender a no ser gobernados por las circunstancias, los pensamientos ni los afectos. Cuando escuchemos esa suave y tierna voz interior que nos dice que oremos, cuando en lo profundo de nuestro ser tenemos el sentir de que debemos orar, entonces debemos hacerlo de inmediato. Las circunstancias sólo deben ser un medio que nos lleve a la presencia de Dios para allí esperar en El; ellas no deben regir nuestra vida, y no debemos permitir que ellas nos impidan orar. Nuestra mente sólo debe servir para organizar nuestro sentir interior, el cual debe ser expresado en palabras; ella no debe ser donde se origine nuestra oración. La oración es la expresión del sentir interior que pasa por la mente, aunque no se inicia allí. La oración conforme a la voluntad de Dios es solamente posible cuando estamos en armonía con Su voluntad. No es el ejercicio de forzar a Dios a que complazca las emociones de los hombres. Si nuestras emociones no son disciplinadas, no podremos orar, ya que nuestras oraciones no podrá hallar salida. Cada vez que estemos bajo el control de nuestras emociones, oraremos de una manera natural, según nuestros propios deseos, y nos será muy difícil orar conforme a la guía interior. Por lo tanto, debemos tocar la llave de la oración. Cada vez que nos encontramos orando de manera ineficaz e infructuosa, debemos primero pedirle al Señor que nos dé Su luz y procurar descubrir cuál es la causa de que no hallemos respuesta. Al consultar con el Señor, llegaremos al punto en que sentiremos que hemos obtenido algo, que en nuestro interior algo se activa, y escucharemos una suave y tierna voz que desde nuestro interior nos dice: “¡Eso es!” Cuando esto suceda, habremos encontrado la llave de la oración. A medida que usamos la llave para continuar orando, podemos tener la certeza de que Dios responderá nuestra oración. En Isaías 62:6 dice: “Sobre tus muros, oh Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás”. Estos guardas son hombres de oración. Ellos tienen que vigilar permanentemente a fin de ver si algo sucede, y deben gritar cuando algo ocurra. Un hombre de oración debe recordarle los asuntos al Señor continuamente. Esta no es tarea de un individuo ni de unos cuantos; es necesario que un grupo considerable de hombres ore de esta forma. “Todo el día y toda la noche no callarán jamás”. Esta son compañías que velan continuamente; juntos descubren algo, y juntos oran sin cesar a Dios “hasta que restablezca a Jerusalén, y la ponga por alabanza en la tierra” (v. 7). Debemos perseverar en oración hasta que el Cuerpo de Cristo sea edificado. Dios necesita nuestras oraciones. El quiere que tengamos un espíritu de oración, un ambiente de oración y la llave de la oración. Hermanos y hermanas, levantémonos de nuestra condición y aprendamos a orar. Busquemos la llave de la oración para que podamos satisfacer la necesidad de Dios hoy.

Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    graciela rochietta (sábado, 10 noviembre 2012 08:39)

    pido oracion por trabajo y por jorge alberto sosoa mi futuro esposo que dios acelere nuestro casamiento lo antes posible trabajo de cuidadora de enfermos qie dios bendiga me bendiga esn esa area

  • #2

    graciela rochietta (miércoles, 05 diciembre 2012 07:58)

    pido oracion por trabajo efectivo como mucama en los sanatorios soy axiliar de enfermeria y estudiante de adoracion profetica por una casa propia y por un esposo en la fe

  • #3

    Teodora (domingo, 06 enero 2013 20:26)

    Pido acompañen mi oración para que me promocionen en el trabajo, saldar mis deudas y que HMM vuelva a mi con el amor que nos hemos sentido en un principio. Que pueda liberarse de los hechizos y brujerias a las que ha sido sometido por una persona que lo quiere tener a fuerza. Dios bendiga este acompañamiento y acreciente cada día mas nuestra fe.

  • #4

    SERGIO (domingo, 23 marzo 2014 10:27)

    GLORIA A DIOS ES DAN GRAN BENDICION

  • #5

    claudio gomez (lunes, 23 noviembre 2015 19:32)

    Pedido de Oración Restauración Familiar, Por mi madre, Encontrar a sus familia perdida fue entregada en adopción al nacer

    Pedido de oración Restauración Familiar, Encontrar a hermanita perdida, entregada en adopción al nacer

    Pedido de oración Restauracion Familiar, Elenita TARRAGA. Reencontrarse con su su madre biologica, fue entregada en adopcion al nacer, sanidad emocional sobre su vida.

    PEDIDO DE ORACION.Restauración Emocional y familiar sobre la vida :Dora Gomez, Jimena A. Tarraga, Osvaldo S. Flores, Gladis B. Tarraga, Elio Cano, Asunción Garcia, Maria de los A. Fernandez, Noemi Fernandez, Maria C. Gomez, Patricia E. Rioja, Patricia Fernandez, Rosa Diaz, Verinica Gil, Noelia Gil, Bernardo Torres, Maria I Velazquez, Liliana Ramirez, Zulema Ramirez, Julian Ramirez, Monica Bazan, Daniela Velazquez, Miguel A. Benitez, Alanis Vidal, Isabel Velazquez, Graciela Parodi, Hugo F. Elias, Iliana M. Zanelli, Fernanda Moreti Zanelli, Cecilia Tocto, Francisca Z. Bautusta y sus hijos, Elenita Tarraga, Sonia Leaño, Victor Bornes, Federico Araos, Sandra Bravo, Alberto Lopez ; Raul Pereyra, Monica Guaymas, Graciela E. Parodi, Jesus N. Guaymas,

    Pedido de Oración–Restauración Familiar: Jimena A.T., recuperación de su hija dada en adopción al nacer cuando era menor de edad :Restauración del aparato reproductor femenino que resulto dañado al ser madre a corta edad.
    Por el matrimonio que esta criando a su hijita, hoy les cuesta tener que entregar la niña a su madre ya que es lo unico que tienen, ya que no pudieron tener hijos propios; se hace notar que este matrimonio se llevo a la niña de buena fé. Para este matrimonio una oración especial. "Que el Señor este restaurando el aparato reproductor masculino y femenino de este matrimonio; para que puedan tener sus hijos propios y entregar a Jimena su hija

    Pedidos de Oración -Estudios amistades—-Por mis hijos del corazón:Jesus Nicolas y Lumena Belén, por sus estudios, rendir examenes con exélencia exámenes finales y parciales,culminación de carrera Alejamiento de sus vidas de personas inoportunas y malas y que no son de bendición para su vida, Aperura de trabajo y oportunidades de negocio para continuar solventando los gastos de viajes y estudio en el exterior

    Pedido de oración: Miguel Benitez, Sonia Leaño, Húgo Fano Elias, Iliana M.Zanelli, Restauración emocional , restauración matrimónial, alejamiento de sus vidas de personas inoportunas y malas que no son de bendición para su vida




    Pedido de Oración– Por mis Finanzas, apertura de recursos economicos y financieros,nuevas oportunidades de trabajo y negocio, cancelacion de deudas
    Pedido de Oraciòn FInanzas-- Graciela E.Parodi. Venta de negocio por precio justo
    Pedido de Oración-Finanzas, por mi amiga Monica Guaymas., apertura de nuevos trabajos y oportunidades de negocio, cancelación de deudas, solventar gastos de estudio en el exterior de su hijo NICOLAS. -
    Patricia E.Rioja, Apertura de nuevas oportunidades de negocio y trabajo para cancelación de deudas y compromisos adquiridos,
    Pedido de Oración finanzas Francisca Zalazar B, Apertura de nuevas oportunidades de trabajo y negocio, cancelación de deudas
    Pedido de Oracion Finanzas.- Cobro de diferencias salariales adeudadas desde principio de año



    Pedido de Oración Judicial,. Resolución de juicios laborables y civil referente a estafa inmobiliaria
    Pedido de Oración Judiciales– Aná Carolina , resolución de tramites y expedientes judiciales pendientes referente a causas demandas laborales, cobro de honorarios, resolución de tramites y expedientes judiciales,ejecución de sentencia.–
    Pedido de Oración Judiciales Graciela E. Parodi tramites de divorcio división de bienes.
    Pedido de Oración Judiciales Patricia E.Rioja.Expedientes judiciales trabados.
    Pedido de Oración., Esclarecimiento de ilicito lugar de trabajo.

  • #6

    claudio gomez (lunes, 23 noviembre 2015 19:34)

    Pedido de Oración-Ministerio. ANGELES B.-Que el señor este enviando obreros para la obra,Apertura de recursos economicos y finacieros para la construccion del TEMPLO Ministerio,Tu Esperanza es Jesús




    Pedido de oracion sanidad: Jimena A.Tarraga. problemas oseos,lumbares columna vertebral, restauración del aparato reproductor femenino, sanidad emocional psiquica y espiritual,
    Patricia E: Rioja y su amiga Eugenia. Problemas oseos, columna vertebral, problemas endocrinologicos,problemas glandulares y hormonales, restauración del aparato reproductor femenino. Restauración del reloj biologico.Sanidad emocional.
    Monica E: Guaymas, flujo desordenado de sangre secuelas de cáncer, restauración del aparato reproductor femenino.
    Maria C. Gomez problemas de astrosis en sus rodillas, problemas de diabetes..
    Maria de los A: Fernandez problemas de obesidad y diabetes, problemas emocionales.
    Pascua A.Lopez problemas diabetes, obecidad problemas oseos en las rodillas .
    Ignacio Lopez problemas neurólogicos problemas oseos en rodillas y colúmna.
    Graciela E.Parodi. sanidad emocional—
    Claudio S.Gomez. problemas de la vista y oído
    Matias Lopez problemas neurologicos,desarrollo madurativo.
    Bernardo Torres. Problemas en las rodillas atritis atrosis.
    Cecilia Tocto cáncer-
    Victor Bornes Cáncer
    Federico Araos Cancer
    Francisca Zalazar B, Problemas en los huesos Pierna y cadera
    ELENITA T.Sanidad emocional
    Miguel a. B.Sanidad emocional
    Sonia L. Sanidad emocional
    Sandra Bravo sanidad emocional




    Pedidos de oración Liberación: Dora Gomez., Graciela E:Parodi : Monica E.Guaymas. , Gladis B.Tarraga., Maria Cristina Gomez, Osvaldo Flores, Asunción Garcia,Ruptura de pactos hechos con el enemigo en su juventud por desconocimiento de la palabra de DIOS.-Alejamiento de sus vidas de personas inoportunas y malas que no son de bendición para sus vidas

    Pedido de oración Liberación: Inequidad: Ruptura de maldiciones generacionales sobre mi vida, la vida de mi familia, la vida de amigos y enemigos

    Pedido de Oración Liberación Ruptura de trabajos de hechiceria y brujeria hechos en contra de mi vida , Trabajos realizados sobre las apachetas (altares de consagración en la montaña) de la Cordillera de los Andes, el Altiplano Boliviano, Los Valles Calchaquies, Camino de Corniza a Jujuy y Quebrada de San Lorenzo

    Pedido de Oración Liberación, Ruptura de Maldiciones Generacionales;sobre la vida de :Dora Gomez, Jimena A. Tarraga, Osvaldo S. Flores, Gladis B. Tarraga, Elio Cano, Asunción Garcia, Maria de los A. Fernandez, Noemi Fernandez, Maria C. Gomez, Patricia E. Rioja, Patricia Fernandez, Rosa Diaz, Veronica Gil, Noelia Gil, Bernardo Torres, Maria I Velazquez, Liliana Ramirez, Zulema Ramirez, Julian Ramirez, Monica Bazan, Daniela Velazquez, Miguel A. Benitez, Alanis Vidal, Isabel Velazquez, Graciela Parodi, Hugo F. Elias, Iliana M. Zanelli, Fernanda Moreti Zanelli, Cecilia Tocto, Francisca Z. Bautusta y sus hijos, Elenita Tarraga, Sonia Leaño, Victor Bornes, Federico Araos, Sandra Bravo, Alberto Lopez ; Raul Pereyra, Monica Guaymas, Jesus N. Guaymas,Graciela Parodi, Lumena B. Guaymas,


    Pedido de oración Salvacion- Jimena A. Tarraga, Osvaldo S. Flores, Gladis B. Tarraga, Elio Cano, Asunción Garcia, Maria de los A. Fernandez, Noemi Fernandez, Maria C. Gomez, Patricia E. Rioja, Patricia Fernandez, Rosa Diaz, Veronica Gil, Noelia Gil, Maria I Velazquez, Liliana Ramirez, Zulema Ramirez, Julian Ramirez, Monica Bazan, Daniela Velazquez, Miguel A. Benitez, Alanis Vidal, Isabel Velazquez, Cecilia Tocto, Elenita Tarraga, Sonia Leaño, Victor Bornes, Federico Araos, Sandra Bravo, Alberto Lopez ; Raul Pereyra, Lumena B. Guaymas