La apostasía

El Espíritu Santo ha revelado en los últimos tiempos se apartarán muchos de la fe personal en Jesucristo y de las verdades bíblicas 2da. de Tesalonicenses 2:3 Dice lo siguiente: "Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición". Y en Judas 3:4.- dice lo siguiente: "Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido dado una vez a los santos. Porque alguno hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo".

Aparecerán dentro de la iglesia ministros que tienen mucho talento y predican bajo "La unción" poderosa de Dios. Alguno harán grandes proezas en nombre de Dios y predicarán con eficacia la verdad del evangelio; pero se apartarán de la fe y poco a poco se volverán a espíritus seductores y a doctrinas falsas. Extraviarán a muchos debido a su anterior unción y celo por Dios. Muchos creyentes se apartarán de la fe por haber dejado de amar la verdad: 2da. de Tesalonicenses 2:10.- "Y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuando no recibieron el amor de la verdad para ser salvos". También por haber dejado de resistir la tendencia pecaminosa de los últimos días: Mateo 24:5.- "Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán". Yen Mateo 24:10-12.- "Muchos tropezaran entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán y engañaran a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará". 2da. Timoteo 3:2-3.- "Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperante, crueles, aborrecedores de lo bueno". Así que en muchas iglesias muy pocos se opondrán al evangelio tergiversado de ministros y educadores transigentes: 2da. Timoteo 4:1.- "Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que jusgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino." 2da. timoteo 3:5.- "Que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita". 2da. Timoteo 4:3.-"Porque vendrá tiempo cuándo no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias. 2da. Corintios 11:13.- "Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo".

 

 

La popularidad de la enseñanza contraria a la bíblia será principalmente el resultado de que Satanás dirige sus hordas demoníacas en una oposición más intensa a la obra de Dios. Al Rapto de la iglesia la precederá una mayor dosis de satanismo, espiritismo, ocultismo, posesión de espíritus malos y engaño demoniaco en el mundo y dentro de la iglesia: Efesios 6:11-12.- "Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes". La protección del creyente contra semejante engaño se halla en la completa fidelidad a Dios y a su Palabra inspirada, y en el estar consciente de que las personas con mucho carisma y unción pueden ser engañdas y luego engañar a otros con su mezcla de verdad y error. El creyente que tiene conciencia de esto debe tener también el deseo sincero de hacer la voluntad de Dios: Juan 7:17.- "el que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta". Y andar en justicia y en el temor de Dios: Salmo 25:4-5.- "Muestrame, oh Jehová, tus caminos. Enséñame tus sendas. Encamínate en tu verdad, y enséñame, porque tu eres el Dios de mi salvación, en ti he esperado todo el día." Y en Salmo 25:12-15.- "Quien es el hombre que teme a Jehová? El le enseñará el camino que ha de escoger. Gozará él bienestar, y su descendencia heredará la tierra. La comunión intima de Jehová es con los que temen. Y a ellos hará conocer su pacto. Mis ojos están siempre hacia Jehová, porque el sacará mis pies de la red". Los creyentes fieles no deben pensar que, ya que la apostasía se extiende dentro del cristianismo durante los últimos días, no pueden ocurrir el auténtico avivamiento ni que pueden tener éxito el evangelismo según el modeto NT. Dios ha prometido que en los últimos días salvará a todos los que invoquen su nombre y se separen de esa perversa generación (Hechos 2:16-21,33, 38-40; 3:19), y derramará su Espíritu sobre ellos.

SER EJEMPLO; Este es uno de los requisitos más importantes que se le exige a un dirigente de la iglesia. La palabra griega traducida "Ejemplo" es tipos, que significa "modelo", "imagen", "ideal", o "patron". El pastor, por encima de todo, debe ser modelo de fidelidad, pureza y perseverancia en la vida piadosa. El cargo de Pastor, Prebíterio o de supervisor pueden ocuparlo sólo aquellos quienes en la iglesia pueda decir: "Este dirigente ha llevado una vida piadosa digna de imitación". La palabra apostasía aparece dos veces en el NT como sustantivo ( Hecho 21:21; 2da de Tesalonicenses 2:3) y aquí en Hebreos 3:12 como verbo (gr. afisteme, traducido "apartarse"). El vocablo griego se define como deserción, rebelión, abandono, retirada o separación de aquello a lo que se ha pertenecido antes. Apostatar significa cortar la relación salvadora de uno con Cristo o apartarse de la unión vital con El y la verdadera fe en El. Así que la apostasía personal es posible sólo para los que primero han tenido la experiencia de salvación , regeneración y renovación por medio del Espíritu Santo (Lucas 8:13; Hebreos 6:4-5); no es la simple negación de parte de los inconversos de la doctrina del Nuevo Testamento que observan en la iglesia visible. La apostasía puede abarcar dos aspectos separados pero relacionados entre si y son los siguientes:

a.- La apostasía Teológica: es decir, el rechazo de todas o algunas de las enseñanzas originales de Cristo y de los apóstoles: 1era. de Timoteo 4:1.-"Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios" 2da. de Timoteo 4:3.- "Porque vendrá tiempo cuándo no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oir, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias".

Escribir comentario

Comentarios: 0